El pasado sábado 29 de noviembre The Dust Bowl nos presentaron su nuevo disco, «Sangre Grande», editado por los omnipresentes Magofermin y para variar en Arrebato. A pesar del diluvio que caía fuera, el calor del desierto inundó el interior de la sala. Tras su disco debut «Beyond the Sun» (2010), The Dust Bowl han regresado con un disco lleno de sonidos áridos, densos y contundentes, en el que se presentan como unos verdaderos maestros del ritmo, que manejan a su antojo para crear las emociones que quieren provocar en nosotros en cada momento. Y eso es lo que vivimos los que pudimos disfrutar de unos Dust Bowl que se movían como peces en el agua (¿o como escorpiones en el desierto…?).

A mitad de concierto, un pequeño regalo: Nacho, integrante de Camille, se sumó con la acústica para acompañarles en el tema «Agua de 1000 cactus», y para cantar a dúo una versión de «Honey Bucket» de Melvins. Entre sus temas nuevos y viejos, también nos deleitaron con tres versiones en una, con melodías de Flower Travellin’ Band, King Crimson y Paco de Lucía, y un «A Song for the Deaf» que puso el broche final a la velada.

Si todavía no tenéis el placer de conocerles, podéis daros una vuelta por su Bandcamp.

Y para los que no tuvisteis la suerte de acudir a la presentación, aquí os dejo algunas de las instantáneas que cacé.

Niko Bleach.

(Gracias Nacho, por la valiosa información…).